Saltar al contenido

Conoce la Leyenda De La Taconera De Saltillo Coahuila

Conoce la Leyenda De La Taconera De Saltillo Coahuila






La Historia de la Taconera, en la que nadie recuerda el nombre de aquella señora que, según la leyenda, aún recorre las calles del Centro Histórico. Esta mujer vivía en una modesta casa de la calle del Camposanto (calle que hoy se conoce como Juárez).

Se dice que en la ciudad de Saltillo, Coahuila, el fantasma de una mujer se manifiesta por las noches en el centro histórico. Mujer la cual tuvo una historia lamentable en vida, y ahora carga con el peso de una culpa que no puede olvidar. Su espantosa historia es conocida como «La Taconera» y es la siguiente.

La Historia de la Taconera

Se cuenta que era una mujer atractiva que vivía con su madre enferma, por lo que no salía durante el día. Pero cuando llegaba la oscuridad de la noche, cubría a su madre y esperaba a que se durmiera para poder salir. Siempre se colocaba un vestido coqueto y tacones finos, para seducir a su novio, al que iba a visitar.

Por eso era costumbre que por la noche, cuando todos los vecinos estaban reunidos en sus casas, se escuchara el sonido de los tacones de la mujer mientras avanzaba. Haciendo que estas interesantes visitas no pasarán desapercibidas.

Una de esas noches apasionadas, la mujer regreso a casa como de costumbre, pero lo que encontró fue diferente. Cuando se acercó para ver cómo estaba su madre, la anciana ya había fallecido.

La mujer quería morir porque lamenta haber dejado sola a su madre enferma, se preguntaba una y otra vez si podría haberla salvado si hubiera estado en casa. Pero era una pregunta que nunca se podría responder, así que con un profundo «lo siento», se dejó morir de dolor. Aunque otro de los rumores dice que se quitó la vida al lanzarse frente a un automóvil en movimiento.

No importa cómo murió, lo más espantoso es lo que pasó luego. La Taconera regresó de entre los muertos, puesto que se volvieron a escuchar los tacones pisoteando en el piso del barrio. Muchos de los vecinos no se atrevieron a mirar por la ventana, y los que lo hicieron se dieron cuenta de que no había nadie.

Son muchos los testigos que han denunciado actividad paranormal en la zona donde caminaba La Taconera para ir a visitar a su esposo, especialmente en las calles de Juárez y Bravo. Una de las manifestaciones es la aparición de la silueta de una mujer vestida de negro con tacones que desaparece en la oscuridad. Tacos que para los transeúntes solo pueden ser escuchados por quienes van en cierta dirección, los que vienen de otra manera, no pueden oír el sonido espeluznante.

Y si bien parece que no podría haber nada más aterrador, algunos saltilleros informan que La Taconera quiere hacer daño. Por lo que advierten que si escuchas tacones detrás de ti y te das la vuelta, te encontrarás con una deformada y ensangrentada mujer. En ocasiones lanzando un grito impactante con la intención de que cuando intentes escapar, un auto te atropelle como a ella. Convirtiéndote así en un alma más en el dolor, que la acompañarán en su inquietante eternidad.

Abundan los testimonios a lo largo del camino que tantas noches siguió «La Taconera» desde la calle del Camposanto al oeste, pasando a la calle del Reloj (Hoy Bravo), en dirección norte por Hidalgo, hasta el Campo del Ateneo.

Han pasado más de 60 años, pero aún hoy los habitantes de las calles Juárez y Bravo aseguran que escuchan los misteriosos taconeos al amanecer.