Saltar al contenido

Conoce El Lado Oscuro De Los Signos del Zodiaco

Conoce El Lado Oscuro De Los Signos del Zodiaco






Todos los signos del zodiaco tienen un lado oscuro, el que normalmente no queremos ver, pero que todos tenemos.

Siempre tratamos de mostrar nuestro lado más amigable frente a los demás. Con eso, nos ganamos un lugar de validación en este mundo, pero si bien tenemos virtudes, también defectos, y en esta ocasión hemos hecho una lista de las áreas más oscuras y malditas que tienen los signos del zodiaco.

El zodiaco nos invita a conocernos profundamente. Con esto no podemos quedarnos exclusivamente con lo positivo, sino que debemos conocer y aceptar nuestra parte negativa. Cada vez más astrólogos y gente común están adoptando el horóscopo negro como un camino ideal para el autodescubrimiento.

Todos queremos agradarles a los demás. Pero siempre tenemos un lado oscuro. Esto es lo que dice tu signo del zodiaco sobre ti.

El Lado Oscuro de ACUARIO

Acuario en el zodiaco es sinónimo de buen rollo, paz, tranquilidad, confianza, buen amigo y amante, sí, pero también tiene su lado oscuro y no tiene problema con que los demás lo vean.

Eres frío, solitario, distante y bastante excéntrico. En el fondo, piensas que todas las personas son inferiores a ti y que ninguna te llega a la suela del zapato, pero nunca te atreverías a decir eso porque, sobre todo, no brindas información sobre lo que piensas gratis. Así que mantienes tu pequeño secreto encerrado para ti.

Eres un observador, muchísimo, no te pierdes ningún gesto, mirada o intento de ataque encubierto, aunque siempre finjas que eres la persona que nada sabe, no es así. Tú y yo lo sabemos.

Te buscas constantemente, no cumples con los requisitos y siempre quieres hacer más y más, pero a menudo te ahogas y todo tu mundo se derrumba en un instante, incluso si te recuperas pronto.

Puedes ser muy frío y reservado con la familia y, a veces, la arrogancia sale por cada poro de tu piel. Con los amigos eres normalmente una persona noble y amable, entre ellos sabes que eres el admirado y sí, hay que decirlo, superior.

Te encanta llamar la atención en el mundo en el que vives de alguna manera, con ropa ondulada o pedir un batido de plátano y al mismo tiempo mezclarlo con una ración de atún en salsa, mientras todos te miran sorprendidos. Eres único y necesitas hacérselo saber a todos a tu alrededor.

La rutina o la monotonía no viene contigo, no sabes qué día vives ni en qué temporada estas, no te gusta tener que parar a pensar unos cinco minutos. Te escapas de todos las situaciones aburridas como la boda de la prima de tu madre o las reuniones de trabajo. Además, ni siquiera pones excusas, simplemente desapareces del mapa.

Otra cosa a tener en cuenta es que no te importa la opinión que los demás puedan tener sobre ti. Sí, eres frío como el hielo y distante, la gente puede llamarte tonto, bohemio, raro, extraño, callado y reservado. Sinceramente, no te importa.

El Lado Oscuro de ARIES

Puedes ser tan ambicioso, agresivo, receptivo, inquieto, terco y obsesivo con muchas cosas que te rodean. En realidad, eres de esas personas que nunca respetarán la autoridad, porque para ti no hay más ley que la que pones.

No sueles pensar que cada acto tiene una consecuencia hasta que ocurre la tragedia. Y sí, tienes mucha suerte, casi siempre te escapas de todo. Es muy probable que te prohíban (como a todos los demás), pero lo siguiente que harás es hacerlo directamente. Tú eres así, y así te conocemos.

No eres frágil ni sutil, nadie te encontrará sentado en una silla filosofando sobre los misterios de la vida, o en algún lugar por mucho tiempo, no es tuyo. Das la vuelta al mundo, de aquí para allá, y siempre haces lo que quieres.

Te pierdes con mucha facilidad, puedes empezar a hacer algo con mucha fuerza pero se te presenta algo más, y, si lo último te resulta más interesante, no dudarás en renunciar a lo primero.

Es posible que tenga un episodio de ira y ocasionalmente estalle por algo estúpido (que para ti, obviamente, es una necesidad vital), como olvidar sus llaves, perder su teléfono o no poder abrir una lata cuando tengas hambre (acabarás golpeándolo contra lo que tengas a mano y si no puedes abrirlo acabarás tirándolo por la ventana).

Cuando quieres algo lo haces sin dudarlo, siempre, pero en el momento en que empiezas a aburrirte acabas dejándolo en el medio. No vas a perder el tiempo en algo que te cansa y no te motiva, aunque hace unas horas era imprescindible en tu vida.

Eres competitivo, te gusta ganar y ser el primero en todo. En realidad, incluso puede sentir envidia (a veces saludable y a veces insalubre) de que otros puedan dejarlo atrás, pero en el fondo sabe que tarde o temprano tendrá otra oportunidad de demostrar que un Aries, cuando él lo sugiere, llega primero siempre, incluso si eso significa jugar sucio. ¿El fin justifica los medios? Para ti está bien.