Saltar al contenido
Leyendas Urbanas

Charlie McCarthy y el Muñeco Edgar la Historia Real

Charlie McCarthy fue un ventrílocuo de la década de 1920 que generó una gran controversia. Aparentemente este hombre estaba usando el cadáver de un niño como muñeco al que llamó «Edgar» y se suponía que era la representación de un bebé regordete de entre 9 y 10 años con rasgos muy extraños.

Conoce el caso de Charlie McCarthy y el Muñeco Edgar

El acto de McCarthy fue bastante sencillo ya que solo usó un personaje para todo su espectáculo. Durante la actuación, Edgar el muñeco cumplía su misión y todos los ojos estaban puestos en él.

Pero aún quedaba un misterio muy grande, ya que Charlie McCarthy estaba muy celoso de su muñeco, nunca permitió, en ningún caso, acercarse a «Edgar». Solo él podía sacarlo, tocarlo y volver a ponerlo en su caja.

Historias de Leyendas Urbanas y Relatos Recomendados

¿Cómo era el Muñeco Edgar?

Su cara era regordeta y sus rasgos parecían demasiado expresivos. Otro de los aspectos más llamativos de Edgar fue su tamaño, ya que comparado con la media de muñecos que se usaban en ese momento, Edgar excedía su tamaño.

La Leyenda del Muñeco Edgar

Aunque sus ojos eran de madera, no se necesitaron muchos detalles para darse cuenta de que su mirada tenía una expresión de tristeza o incluso de dolor. Las presentaciones de McCarthy adquirieron gran relevancia en muy poco tiempo, en gran parte gracias a su demostración de que era un verdadero maestro de su oficio.

Bueno, era imposible notar el menor movimiento de sus labios para hacer «hablar» a su muñeco Edgar. Fue este mismo talento el que lo catapultó como un artista de la brujería, ya que la gente en esos años creía que el hombre había usado algún truco malvado para que Edgar hablara.

Una noche, luego de su espectáculo, los trabajadores se acercaron al vestuario para advertirle que el teatro seguía lleno de gente, pero su sorpresa fue encontrar al artista muerto y con el cuello roto. Cuando llegó la unidad forense, sacaron el muñeco de su caja y observaron algunos detalles de sus manos.

Notaron que tenía huellas dactilares y que su rostro llevaba una máscara de látex para ocultar la palidez de sus rasgos. Nunca supimos qué había hecho McCarthy para preservar tan bien el cuerpo. Es totalmente inexplicable hasta el día de hoy. Tampoco se conoció la identidad del niño, pero se asumió que podría ser su hijo el que había fallecido, el padre no pudo soportar la pérdida y lo convirtió en un muñeco.

Muñecos Malditos del Museo de los Warren

La Historia Real de Charlie McCarthy y el Muñeco Edgar

Lo cierto es que nunca hubo tal ventrílocuo McCarthy con un muñeco llamado Edgar, al contrario, que estaba Edgar Bergen con un muñeco llamado Charlie McCarthy hecho de madera y alambre, como todos los demás.

Edgar Bergen junto a su muñeco Charlie McCarthy
Edgar Bergen junto a su muñeco Charlie McCarthy

Quien aparece en casi todas las fotos es Fedor Wittkowski, más conocido como «Henry Rox», un ventrílocuo alemán que se hizo famoso en Europa con su muñeco «Max», pero que no conocía en Estados Unidos.

Todo sería un error, como de costumbre, «copiar y pegar» demasiado. Además, no hay entradas en inglés para Charlie McCarthy, solo en español y sería una leyenda ficticia escrita por el bloguero ‘Syd Rodríguez’ de Guadalajara, México.

Habría escrito esta historia en 2012. Al final del post, tiene una nota al pie que dice:

Uno de los ventrílocuos más famosos o quizás el más famoso de la historia fue Edgar Bergen, y su muñeco más popular fue Charlie McCarthy. los nombres de esa historia se basaron en ellos.

¿Qué te ha parecido la historia de Charlie McCarthy y el Muñeco Edgar?, si te intereso lo que acabas de leer te invitamos a seguimos en nuestra redes sociales – YouTubeTwitterFacebookInstagram

Otras Recomendaciones

Configuración